¿Por qué arquitectura sostenible?

Porque los edificios son los responsables de casi la mitad del uso global de energía.

Porque es independiente del desarrollo tecnológico de los sistemas activos.

Porque en poco tiempo la inversión queda amortizada y genera rentabilidad una vez saldada.

Porque genera espacios confortables y saludables.