Así deberían ser las ciudades del futuro

La crisis medioambiental a la que nos enfrentamos no tiene precedentes. La subida del nivel del mar, agotamiento de las reservas de agua, desertización y pérdida de biodiversidad vienen provocando varios muertos y cuantiosas pérdidas económicas y de patrimonio irremplazables. Es urgente cambiar el modelo extractivo con el que estamos habitando el planeta. 

La retirada del asfalto sustituido por pavimentos permeables facilitaría la vida de árboles, recargaría el agua del subsuelo y minimizaría las inundaciones. Los bosques urbanos no solo mejorarían la calidad del aire sino que su sombra es esencial para combatir la subida de las temperaturas. La vegetación en las fachadas de viviendas, además de incrementar la riqueza de la ecología urbana, dar sombra y absorber CO2, puede ser parte del sistema de depuración del agua. Ciudades como Barcelona, Zaragoza y Pamplona ya han empezado! 

https://elpais.com/elpais/2019/12/05/icon_design/1575559670_675961.html