Vidrios bajo emisivos y de control solar

Vidrios bajo emisivos y de control solar

Los vidrios bajo emisivos y de control solar dispuestos en las ventanas son una de las tendencias en el ahorro energético cuando nos dirigimos a reformar o construir nuestras viviendas bajo el prisma de la arquitectura sostenible.

Según el informe “Glazing Potential Energy savings & CO2 Emission Reduction”, en 2030 los edificios europeos consumirían un 29% menos de energía al año, si todos ellos dispusieran de vidrios de altas prestaciones. Dichos estudios focalizados en España indican que, con la utilización del tipo de vidrio de altas prestaciones adecuado, se podría reducir en 2030 un 19% la cantidad de energía consumida por el sector de la edificación. 

Recordemos que España es uno de los países con mayor número de horas de sol al día, lo que significa un mayor uso de los sistemas de aire acondicionado y un aumento en las facturas de electricidad de los hogares. Es por este motivo que las ventanas con vidrios de altas prestaciones, las cuales aportan aislamiento térmico y control solar, se han convertido en una de las mejores opciones a tener en cuenta en el momento de construir o reformar una vivienda.

¿Qué son los vidrios bajo emisivos?

Los vidrios bajo emisivos tienen como cometido disminuir las emisiones de dióxido de carbono. Es por ello que se les conoce también como vidrios ATR (Aislante Térmico Reforzado) o vidrios low-e.

Estos vidrios recibirán un tratamiento que ayuda a reducir su valor U o transmitancia térmica lo cual ayuda a evitar que el frío o el calor del interior de la vivienda se escape.

vidrios bajo emisivos

El valor U es una medida de la ganancia o pérdida de calor a través de un material, a causa de la diferencia entre las temperaturas del aire interior y exterior. Se conoce como el coeficiente de transferencia de calor. Se mide en W/(m² · K), vatio por metro cuadrado, Kelvin. Cuanto más bajo es este valor, mejores prestaciones aislantes tiene.

Ventajas de los vidrios bajo emisivos:

Ahorro de energía. Reduce la pérdida de calor en los meses fríos.

Mejor nivel de confort de quienes habitan la vivienda. Aumenta la temperatura de la parte interior del vidrio, reduciendo el efecto de pared fría y reduciendo el riesgo de condensaciones. 

Mejora el nivel de iluminación dentro de la vivienda. Su transmitancia lumínica es muy alta. Permite la entrada de la luz natural por su alta transparencia.

Desventaja de los vidrios bajo emisivos:

Sin embargo, según en qué orientaciones, en los meses de verano, los vidrios pueden llegar a transmitir demasiado calor. Para solucionar esta desventaja, los vidrios bajo emisivos se combinan con los vidrios de control solar.

¿Qué son los vidrios con control solar?

Son vidrios elaborados con componentes especiales sobre una de las caras del cristal, componentes que permiten que la luz solar pase a través del vidrio pero sin embargo impiden que el calor entre en la vivienda, irradiando gran parte de este calor hacia el exterior.

Son especialmente útiles en viviendas excesivamente expuestas a las radiaciones solares. No sólo se utilizan en ventanas, sino también en techos y fachadas acristaladas. 

vidrio con control solar

Ventajas de los vidrios con control solar:

Mayor eficiencia y ahorro económico. Permiten regular los sistemas de aire acondicionado y calefacción, reduciendo los gastos que ocasionan.

Confort térmico. Las capas que forman estos vidrios consiguen que las temperaturas de calor del sol se reflejen hacia el exterior, de tal forma que evitan que el espacio se recaliente y hace que se mantenga una temperatura más fresca y constante en el interior de la vivienda.

Reduce la entrada de radiación solar directa en la vivienda. El control solar permite filtrar los rayos molestos y más perjudiciales del sol. Esto a su vez, protege los colores de los materiales constructivos y el mobiliario.

Consideraciones

En aras de garantizar la eficacia en la instalación, se recomienda verificar la etiqueta de eficiencia energética del fabricante para comprobar qué tipo de vidrio es, la transmisión térmica del cristal y el factor solar del acristalamiento.

La diferencia de precio que tiene con el vidrio estándar se amortiza rápidamente gracias al ahorro energético y económico.

Existen otros criterios a tener en cuenta en la elección de vidrios como es el espesor, la transmisión lumínica, los niveles de seguridad o la atenuación acústica. Además, los marcos de las ventanas son también decisivos en el aislamiento térmico y acústico de las ventanas y de la vivienda.

Mejorar la sostenibilidad de la vivienda y el confort de quienes la habitan, así como diseñar y construir viviendas más eficientes y respetuosas con el medioambiente, requieren la experiencia y asesoría de proveedores y profesionales.

Los vidrios bajo emisivos y de control solar son uno de los elementos constructivos que nos permiten ahorrar energía y generar espacios confortables y saludables. Existen otros materiales y/o técnicas sostenibles que podemos aplicar en el momento de pensar en reformar o construir nuestras viviendas.